Oración de la mañana sangre y agua

 

Buenos días, querido Dios

Te agradezco por darme un día más de vida,

Por permitirme ver el sol y los rayos de luz nuevamente,

Te doy mil gracias por tu infinita bondad e inagotable misericordia,

Por tener la dicha de tu perdón todos los días,

Tacha los errores de mi alma,

Confío a ciegas en ti, mi hermoso Jesús.

De rodillas te pido, que me perdones

Si te he ofendido, si no he sido siempre puro.

Te pido que me acompañes en este día,

En mi trabajo, en cada labor que tengo hoy,

Que todo vaya de la mano de tu sagrada voluntad,

Que tu elijas lo mejor para mi vida.

Te pido que me cuides de cualquier accidente,

De alguna maldad que alguna persona nos quiera hacer,

Que protejas a mi familia, de todos los males,

De todo aquello que nos quiera alejar de ti,

O de tus maravillosas bendiciones.

En este dia, quiero ser mejor persona,

Quiero tratar con más bondad a los demás,

A mi pareja, a mis hijos, a mi familia,

A todo aquel que me encuentre en la calle,

Los hombres y mujeres de negocios, las personas con quien laboro,

El vecino de al lado, ayúdame Jesús.

Te pido que me acompañes a vivir este día como si fuera el último,

Como si fuera la última vez que viviera en este mundo,

Abrazar a mis familiares como si fuese la última vez,

A besar a mi pareja como si fuera la primera,

A dar amor sin esperar nada a cambio,

Ofrecer una sonrisa al que está triste,

Quien se encuentra arrinconado por la melancolía,

Quien no sabe qué hacer para salir adelante,

Yo lo guiaré y le recordaré tu nombre,

Para que sepa encontrar tu camino.

A saludar a quien no me saluda, hacer nuevos amigos,

Nuevas amistades que conozcan tu nombre.

A extender mi mano al caído,

A ayudar al pobre que necesita ayuda,

Si me lo encuentro, le extenderé mi mano,

Seré tu vocero, para que sepa que Dios nunca abandona.

En este nuevo día, necesito ver la positividad de la vida,

Lo positivo que hay en mí alrededor,

No quiero ser alguien negativo, y solo lograr ver errores

De los demás y los míos propios,

Quiero darte gracias por lo que tengo, sea mucho o poco,

Quiero ser alguien lleno de felicidad,

Porque voy de tu mano, que eres mi buen pastor,

Que me guía como oveja y me das lo que necesito,

Tú eres mi refugio y mi pasión,

Si estoy contigo, nada me hará falta,

Si estás conmigo, ¿quién contra mí?,

Si tú me das todo lo que necesito, no tengo que seguir buscando,

He encontrado mi camino del día, y está en tu nombre Jesús.

Amén.

¿Por qué hacer la oración de la mañana sangre y agua?

Es de gran bendición hacer este tipo de oración ya que sales de la mano con Dios todopoderoso, enfocado en tus metas, objetivos y superando cada desafío que se te presente a diario. Porque quien camina con Dios no hay nada que lo detenga, será imparable y todo aquello que se proponga teniendo fe y poniéndolo en la mano del Señor Jesús lo logrará hacer.

No ores con prisa, hazlo calmado y a tu ritmo, aprende a esperar y a escuchar lo que el Señor te dice por medio de tus pensamientos, todas las ideas que se te pasan y comunícate calmadamente con él, y verás que a todos tus problemas le encuentra solución. Concéntrate en solo hablar con él, permite que esta sea la primera oración del día y que te permita salir confiado, piensa en los seres que ama y pide por ellos, pide por todo aquel que necesite y merezca una oración.