Oración de la mañana para proteger a la familia

Amado padre, en tus brazos me pongo a mi despertar,

y a ti pido todas mis preocupaciones,

escucha nuestros ruegos y suplicas,

hoy, me despierto preocupado, con un dolor en el pecho,

con una sospecha, un mal indicio,

el mal está desatado, su rey les ha ordenado

que vengan a corromper la sociedad,

te pido por mi familia, para que los protejas y

y los cubras con tu manto, ponlos en tus manos sagradas,

para que nada malo les pase, que todo salga bien.

Elimina ese miedo de mí, ese mal presentimiento,

confío en ti, y sé que los cuidarás como si fuera tu hijo,

siento que estoy sin cuidado, sin barreras,

que el mal está venciendo al bien,

y yo soy tu fiel siervo, protégenos.

La maldad se está desbordando,

el mundo está siendo consumido por la delincuencia,

por gente que quiere dañar, la corrupción,

la inseguridad, la delincuencia,

los entes malignos, la santería,

posesiones y seguidores de Satanás,

aléjalos de mi familia.

En tus manos dejo el cuidado de todos ellos,

mis hijos, mis padres, mis tíos, mis primos,

el mío propio, todos son para mí importantes,

y no quiero que nada malo les pase,

otórgales protección, de ida y de venida,

que cuando los vean, vean que a su lado

camina un hombre fuerte e invencible,

envía a tus ángeles como compañía.

Protégenos Dios todopoderoso,

de las malas lenguas, de las malas juntas,

malas influencias, todos aquellos que

envidian y desean el mal, las injusticias,

tú eres un Dios justo y bondadoso,

sé que ellos recibirán su merecido en el paraíso,

serán juzgados con la vara que midieron.

Envía de regreso al abismo a todos esos demonios

que acechan a la sociedad, incitando a hacer daño,

susurrando al oído maldades y pecados,

no dejes que se acerquen a mí, yo quiero servirte,

no oír sus suciedades, no quiero pecar.

Aleja a todo aquel que se nos acerca con malas intenciones,

que viene con cara de oveja y va vestido de lobo feroz,

con dobles intenciones, con ganas de perjudicarnos

no dejes que llegue a nuestro alrededor,

y si hay alguno, dame una señal para sacudirlo,

solo quiere dañar a sus semejantes.

Mi familia está protegida por tus sagradas manos,

por tu manto protector y tu luz radiante,

que me guía y muestra el camino del bien,

que no me deja desfallecer y caer en malicias,

soy buena persona, no quiero dañar a nadie,

no dejes que nadie cambie eso de mí,

confío en ti, mi Señor.

Te pido, mi Dios,

por las familias más necesitadas,

por aquellos que no tienen cómo comer,

cómo vestirse, como vivir cómodamente,

ayúdales y enséñales una manera de salir,

de todos esos vicios y adicciones que no los dejan surgir,

protégelos y cuídalos de todo mal, 

aléjalos de ese camino, y muéstrale el que a mí me has mostrado,

sé que tienen voluntad para vivir sin ello.

Tu amor es infinito y tu bondad es grandísima, 

sé que puedes cumplir mis peticiones,

por más malos que sean, sé que los amas,

porque solo están desviados, más no están perdidos,

ayúdalos, eres grande.

En el nombre del Padre, que tu nombre alzo en mi voz,

del Hijo, que has dado por nuestros pecados,

y del Espíritu Santo, que nos salva de todo mal.

Amén.

Pide por la protección de tu familia para no sufrir maldades.

La sociedad en estos días está siendo corrompida por la cantidad de pecados que existen, la envidia ahorca la mente de las personas y asfixia el corazón, debemos tomar precauciones por nuestra familia para que no caigan en esas tentaciones, la delincuencia, la corrupción y los malos mandatos están tomando control del mundo, día a día se ven casos, no sabemos cómo nos va en el regreso, por eso, encomiendo a Dios mi familia para que no les pase nada malo y vayan de la mano con él.