Oración de la mañana para jóvenes

Dios todopoderoso, ante ti

me he postrado nuevamente

para pedirte que me perdones de todo corazón

si te he ofendido, o si me he equivocado,

no recordando todo el amor que nos das,

de tu devoción por nosotros tus hijos,

y olvidar que en todo momento nos estás observando,

viendo todo lo bueno y malo que hacemos,

perdóname, Jesús.

En esta mañana, en este nuevo despertar,

te doy gracias, gracias porque siempre estás a mi lado,

apoyándome, escuchándome y perdonándome,

sin importar lo que haga, sigues allí, cuidándome.

También quiero pedirte por todos los jóvenes,

que, como yo, a veces somos rebeldes,

y no escuchamos ni vemos todo lo que tú nos das,

no valoramos todo eso aunque no lo merezcamos.

Te pido que tengas misericordia, para que no tomes represalias,

solo pido que nos des entendimiento y discreción

para comprender las situaciones y cuán grande

es todo lo que tú haces por nosotros, lo grande

y omnipotente que es tu voluntad, siempre tan buena,

llevándonos a confiar y hacer el bien.

Esta mañana, te quiero pedir por los jóvenes de hoy,

muchos han perdido el camino, se han descarrilado,

cometen fechorías y actos ilícitos, innumerables cosas

que no agradan a tus ojos, perdónalos no saben lo que hacen,

indícame la forma de llevarlos a que sigan tu camino,

así como lo estoy tratando de hacer yo,

para que el día de mañana cuando seamos personas formadas

y llena de valores, podamos agradarte más y aceptar

cualquier desafío.

Permíteme seguir el ejemplo de San Gerardo,

que, desde muy chico, fue muy claro con lo que quería,

se encaminó en la aventura de la alabanza

hacia tu nombre, y bendecir a todo aquel que no creyera,

se fue en temprana edad a acompañarte,

para adorarte desde más cerca,

y aún así, su corta estadía en la Tierra,

fue suficiente ejemplo e inspiración

para que muchos jóvenes quisieran seguirlo,

es la viva imagen de la humildad y obediencia

que yo quiero demostrarte, mi Señor.

Gracias Señor por permitirme sentirme joven,

por la energía que brindas a mi cuerpo

para ejercer múltiples tareas en un día,

tu amor es que me motiva a seguir adelante,

es el combustible que alimenta mi alma

y que prende mi corazón.

Eres iluminación entre tanta penumbra,

espantas todo aquello que propaga maldad,

que quiere herirnos y castigarnos

para alejarnos de tu nombre,

pero eso no pasará, eres lo más grande,

lo más excéntrico y bello que puede existir,

y cuando estoy tan conectado contigo,

que tengo tanta confianza hacia ti,

no siento ganas de pecar y de hacer el bien.

En este nuevo día, permíteme quererte más que ayer,

y menos que mañana, que todos los días seas mi guía,

y todo el tiempo me acompañes, que cada cosa que haga hoy

estés allí para mí, para tomar buenas decisiones y sabes elegir

porque sé que en ti, no hay elección mala,

tú sabes lo que nos depara, y si es tu voluntad hacer las

cosas de una manera, yo confiaré en ti,

que el amor que hoy siento por ti,

nunca se extinga, mejor, que se propague,

se extienda sin límites, para que seas solo tú

quien reine en mi corazón.

Amén.

¿Es efectiva la oración de la mañana para los jóvenes?

La juventud es el futuro de mañana, si ellos se descarrilan el futuro del mundo y la sociedad estará perdido, por eso los jóvenes deben encontrar desde temprana edad a Dios para que hagan el bien y aprendan a ser mejores personas, no juzgar, no criticar, no envidiar, no ser agresivo, violento, no morbo. Ser jóvenes de bien para que el mundo sea un lugar tranquilo, por eso, esta oración para los jóvenes es efectiva y debe hacerse cada mañana para recordar que siempre tenemos un Dios en quien confiar al salir de casa.