Oración de la mañana para dar gracias a Dios

Agradecido estoy mi Dios,

porque gracias a ti puedo despertar

en un nuevo día, con un sol resplandeciente,

donde la oscuridad y los temores desaparecen

cuando tú estás presente todo se esfuma,

se van los miedos, las inseguridades, la desconfianza,

y llega el amor, la paz, y energía.

Esta mañana, Señor,

me pongo en tus manos, para que sea un día limpio,

purifícame de cualquier cosa que a tus ojos no agraden,

lo entenderé y sabré que es lo mejor,

enséñame a pensar contigo en medio,

para siempre tenerte presente,

que todos mis pensamientos sean guiados por tu nombre,

por tu imagen y tu voluntad.

En esta mañana, alzo mi voz y mis brazos por ti,

por la eternidad, te doy gracias por la familia que me diste,

cada miembro de ella es importante para mí,

siempre aprendemos algo distinto entre nosotros,

agradezco por el trabajo que me diste,

en él hice nuevas amistades laborales,

soy productivo, alguien que ama su oficio,

y sé sobrellevar mi relación interpersonal con los demás,

me agrada lo que hago, y si me toca irme, es tu voluntad.

Pon sabiduría y conciencia en mi lengua,

para que cada vez que hable y me toque abrir la boca,

salgan solo cosas buenas y cultas, que demuestren

que soy un hijo y fiel siervo de Dios.

Pon en mis oídos empatía,

para escuchar con atención, y compartir el sentimiento

que sienten los demás y entender su situación.

Pon serenidad en mis piernas,

para andar por el camino con total calma,

y que cada objetivo y paso que de,

sea totalmente en paz, aprender a ser paciente,

esperar de pie, sentado, o caminando, por lo que quiero.

Pido que protejas a mis seres queridos,

tanto de ida como de llegada a la puerta de mi hogar,

acompáñalos de la mano en todo el camino,

para saber y confiar de que no les pasará nada,

y al cruzar la puerta, proteger mi casa,

que es donde todos descansamos y nos reposamos,

nuestro hogar es un hogar de bien,

donde te alabamos y adoramos diariamente,

sálvanos de todo mal, que somos tus hijos.

Agradezco por siempre escucharme,

por siempre estar atento a mis pasos y lo que hago,

por cada cosa que me otorgas,

esta mañana, me dedicaré a hacer el bien,

para rendir homenaje a tu nombre,

y me mires con buenos ojos,

ser digno de tener tu amor y tu bendición.

Amén.

¿Por qué es necesario orar por la mañana?

Orar por la mañana es una necesidad que todas las personas deben tener presente, ya que la mañana son las primeras horas del día y estar bendecido y protegido desde el principio es tener un día glorioso y maravilloso, ya que siempre estarás acompañado del Señor y las grandes bendiciones que a él lo acompañan.

Cuando pensamos en la primera hora del día en el nombre de Dios, sabemos que tendremos un día muy bueno, la mañana es la hora más sagrada de todo el día, muchos la aprovechan para descansar, otros para trabajar y tener el resto del día libre, otros la usan para entrenar, con el cuerpo fresco y el ambiente frío, otros estudian. La mañana es la hora más rendidora, ya que si realizamos todas nuestras tareas a primera hora del día nos queda el resto de las horas libres, para realizar otros hobby o diligencias pendientes, todo se trata de saber rendir el día, y si nuestra mañana es bendecida por Dios, será una mañana muy productiva, llena de tareas y energía para realizarlas. Siempre ten presente por la mañana a Dios.