Oración de la mañana para cuidar a mi familia

Mi Dios todopoderoso,

a ti vengo, con mucha fe y esperanza,

en busca de protección, de cuidado,

de una forma de cómo proteger a mi familia

de todos los acechamientos que hay en el mundo, 

de tantas cosas que buscan hacer daño diariamente,

tantos males que hay en la vida, aléjalos,

envíalos muy lejos de aquí.

En esta mañana, una mañana hermosa que me has regalado,

un compartir con mis hijos, desayunar y verlos crecer,

el saludar a mi esposa, que con mucho cariño

me acompaña en mi vida y siempre está a mi lado,

mis padres, que los visito siempre y nunca me olvido

lo buenos que fueron conmigo, todo lo que enseñaron,

ellos son mi mayor tesoro, y si algo les pasa, me sentiría fatal, 

por ello pido esta mañana su protección,

protección divina, protección sagrada,

Del Dios omnipotente, que todo lo puede.

Quita todo sentimiento negativo de sus seres,

si mis hijos sienten envidia o codicia entre sí,

quítaselas de encima, enséñales que los hermanos

son para compartir, para aprender mutuamente

y tener alguien de confianza que nunca te traicionará,

si mi esposa siente celos o adultero,

deja que hable conmigo, nos entenderemos

y sabremos buscar solución,

si mis padres sientes melancolía o soledad,

hazles saber que siempre estás para ellos,

que nunca los dejarás solo,

y siempre tendrán un hijo que siempre que necesiten,

le harán compañía cuanto quieran,

porque los amo.

Quita del camino todas aquellas amenazas,

todo aquello que signifique peligro en nuestras vidas,

que puedan perjudicar mi relación contigo,

aléjanos del pecado, de la lujuria y la soberbia

Que nuestros pensamientos sean puros y sinceros,

que por nuestra mente no pase la maldad, la codicia,

las malas intenciones o manera de dañar al prójimo.

Protege cada rincón de nuestro hogar,

hogar donde reposamos y tomamos descanso,

donde compartimos en familia y convivimos contigo,

donde te alabamos y eres nuestro salvador,

siempre te mantenemos presente en nuestros corazones,

no permitas que nadie nos dañe.

En la calle hay mucha delincuencia, aleja los malhechores,

aleja la corrupción, la mentira, el soborno,

aquellos que usan mal la palabra,

que malinterpretan e inventan,

desvarían la versión real de los sucesos.

La delincuencia en mi país está siendo desatada,

no permitas que en ningún momento nos veamos afectados,

que quedemos en fuego cruzado, que seamos victimas de robos,

accidentes o trágica muerte,

en ti confío de que nada malo me pasará.

En esta mañana, que cada quien se dirige a sus labores,

mi esposa a su trabajo,

mis hijos a sus casas escolares

y yo a mi labor,

no permitas que, mientras estamos separados,

nos suceda algo, yo confío en ti,

y sé que a cada uno nos estás protegiendo,

de cualquier cosa que pueda malograrnos.

Cuando descansamos,

protege nuestros sueños, protege que nada se inmiscuya 

en nuestras mentes, pesadillas o sueños malos,

cuida mientras dormimos, que no entren ladrones,

violadores o asesinos a nuestro hogar,

nos encontramos en reposo y no somos conscientes 

de lo que sucede a nuestro alrededor,

en ti confío, mi Dios todopoderoso.

Amén.

Pedir a Dios por protección familiar es una oración muy efectiva.

Dios siempre escucha nuestras suplicas y peticiones, siempre está atento de lo que le pedimos y todas las cosas que nos preocupan y nos pasan por la mente, pero cuando pedimos por nuestra familia él presta atención con más corazón y misericordia, ya que sabe que es el tesoro más preciado de un ser humano, los seres humanos con los que comparte su día a día y con quienes tiene lazos amorosos y fraternales, lazos difíciles y dolorosos de romper, conoce cómo es una familia, y que algo malo les suceda es una tragedia muy grande para las personas, por ello, una oración efectiva es pedir por la protección divina de nuestra familia, de esta manera él nos cubre con su manto y sus sagradas manos para que nada nos suceda.