Oración de la mañana para cada día

Para el Lunes.

Buenos días mi Señor, te saludo,

en este nuevo inicio de semana, espero que me vaya bien,

el lunes puede ser el día más rendidor y cansón

de toda la semana, pero sé que contigo apoyándome

y siendo mi refuerzo y esperanza, podré lograr

todo lo que hoy me proponga,

agradezco porque siempre me acompañas, todos los días de mi vida

y eso me ayuda ser más fuerte cada día,

que este inicio de semana sea para adorarte y amarte.

Amén.

Para el martes.

Amado padre celestial,

hoy es el segundo día de la semana,

menos rudo que el primero y más ocupado que el anterior,

gracias por ayer ayudarme a cumplir casi todas mis obligaciones,

eso me permite hoy estar más libre, más relajado,

más confiado de que podré hacer más cosas y tener tiempo libre,

aunque lo dudo, porque lo que ayer no finalicé espero hoy

poder terminarlo, sin contar las que hoy me toqué realizar,

me levanto con el pie derecho, para hacer el bien,

para ser mejor persona que ayer,

nunca me sueltes la mano, que tú me guías.

Amén.

Para el miércoles.

Me levanto con más fe que ayer, mi Dios,

y te saludo de primero, porque eres lo primero en mi vida,

porque cada día que pasa me siento más confiado en ti,

porque siempre me ayudas y soy testigo de tus bendiciones,

de los milagros que has hecho en mi vida y todas las cosas que me has dado,

siempre me ayudas, tan bondadoso,

hoy, miércoles, a mitad de entre semana,

te pido que me ayudes a cumplir todo aquello que tenga atrasado,

y si es posible, adelantar muchos objetivos,

para estar libre y más descansado, 

si está en tu voluntad, haz que mis deseos se cumplan,

como siempre, te alabaré y adoraré.

Amén.

Para el jueves.

Buenos días, Dios todopoderoso,

padre celestial, único y verdadero Dios,

ya casi finaliza la semana, gracias a ti,

estoy más descansado y más libre,

me levanto con más energía y con ganas de salir adelante,

y todo te lo debo a ti, que nunca me dejas caer,

y me permites seguir adelante,

cuídame de todo mal, y permíteme seguir con mis proyectos.

Amén.

Para el viernes.

Un nuevo día empieza, mi Dios,

y de la mano comienzo contigo,

la semana ha terminado,

la jornada de hoy es la última, y me siento más libre,

sin menos preocupaciones, sin tanto trajín,

te agradezco por permitirme vivir cada día,

y nunca dejarme solo, siempre me acompañas,

el viernes es un día muy entretenido,

alegre y de reposo, y gracias a ti puedo disfrutar de él.

Amén.

Para el sábado.

Buenos días, amado padre,

ha llegado el fin de semana, los días de descanso,

el compartir en familia y poder reposar de todas las tareas,

hoy me encargaré de ser el vocero de tus bondades,

de toda la voluntad y ayuda que me has brindado esta semana,

gracias a ti puedo demostrar que eres grande,

porque me has hecho sentir que puedo lograr lo que sea,

si voy de la mano contigo. Permíteme descansar hoy,

que nada malo interrumpa mi día,

y nunca me dejes solo, para que no me suceda nada.

Amén.

Para el domingo.

Gracias te doy, amado padre,

por un nuevo despertar,

hoy, me toca ir a la iglesia,

a tu casa de reposo, a tu hogar,

a dar voz y demostración de que eres grande,

y que nunca me dejaste caer en toda la semana,

a ti agradezco todo lo bueno y malo de esta semana,

porque todo tiene un propósito, y solo tú sabes el motivo,

guíame por el buen camino y no te defrauraré, Señor.

Amén.

¿Es útil la oración para cada día de la semana?

La oración para cada día de la semana es sumamente útil, aparte que tienes algo qué hablar con Dios diariamente, siempre vas a poder orar por un día distinto, pidiendo cada cosa que necesites para ese día en específico, debes mantener claro que Dios toda la semana nos va a oír y atender, no te decepcionará. Cada día de la semana es una petición y siempre puedes pedir por motivos distintos y ser más específico en lo que le pides, así él te acompañará diariamente y en los quehaceres de tu día a día.