ORACIÓN DE LA MAÑANA

 

Amado Dios, gracias por este nuevo día que regalas a mi vida,

Gracias por este nuevo amanecer y por el sueño reparador que me brindaste

Gracias por mi salud y la de mi familia.

Gracias por velar mi sueño y ser mi sustento,

Por estar a mi lado en todo momento, atento a mis peticiones

Renueva mis fuerzas cada día

Para que pueda llevar a cabo mis actividades con entusiasmo.

Gracias por ser tan benevolente al darme la familia que tengo

Y concederme la dicha de estar rodeado de las personas que amo,

Concédeles un productivo y hermoso día

Libre de obstáculos en su camino.

Mi Dios amado te pido señor que nos protejas

de enfermedades y de toda dolencia,

Bendito padre celestial, en tus manos encomiendo todas las actividades

Que tenga que ejecutar, te pido

que me permitas realizar efectivamente mis tareas.

Oh sublime maestro, sea usted mi guía y quien conduzca mis pasos,

E ilumine mi sendero.

Cuídame y aleja de mí a todas las personas que deseen perjudicarme

Protégeme de la lengua mentirosa

Líbrame de cualquier tipo de accidentes tanto en mi hogar como en el trabajo.

Líbrame de atracos, estafadores y torturadores

Escóndeme bajo tus alas y así estaré confiado y seguro

Ampara también a mi familia

Señor, perdona todos mis pecados.

Perdona las muchas veces que te he faltado y olvidado

Y por las ofensas que les haya hecho a mis semejantes

Dame el coraje para asumir mis errores con valentía

Y pedirles que me perdonen.

Ayúdame y dame la inteligencia

 para no reincidir en mis pecados,

Arrepentido estoy por todas las faltas que he cometido

Lávame con tu sangre y límpiame de toda maldad.

Te pido también, que al igual que al salmista David

Crea en mí un corazón limpio como el Cristal

Renueva oh mi buen Jesús un espíritu recto dentro de mí

Aparta de mí toda apatía y toda tentación que para nada edifique.

Ayúdame para cambiar lo que requiera mi vida

Para ser cada día mejor persona, concédeme el don de ayudar a

Quienes me necesiten

Y hazme la persona que tú quieres que sea

Según tú voluntad

Amén.

¿Por qué es importante orar en la mañana?

La  Oración  de la mañana es muy eficaz para iniciar el día, y nada mejor que ponernos en contacto con Dios. Esta suele realizarse muy temprano, algunos la denominan oración de la mañana, otros oración matutina, oración de la madrugada u oración al rayar el alba, (aurora)  entendiéndose por esta última el momento en que aparece la luz en el horizonte y se pone el sol.

Como bien sabemos, la oración nos conecta con  nuestro Padre celestial. Tiene mucho poder, pues es el Poder de Dios que se manifiesta, pues siempre está atento a nuestros ruegos para responder favorablemente a nuestras plegarias, toda vez que la persona tiene comunicación franca con él en la cual expresa su gratitud, adoración y plantea sus necesidades y/o problemas así como también sus metas.

Qué grato es a los ojos de Dios que al Despertar, dediquemos nuestro primer pensamiento y palabras cuando raya el alba, sean para él, nuestro Padre, nuestro creador, por él estamos vivos, el nos protege, nos sustenta y a él le debemos todo!  Ser disciplinados, vencer el sueño y tomar  como hábito la oración matutina es una excelente muestra de gratitud de nosotros hacia Dios y nos proporcionará excelentes beneficios.

Por lo tanto, es  recomendable que luego de despertar de nuestro sueño reparador, dediquemos unos minutos a la oración, a la meditación, independientemente de nuestra creencia religiosa, la cual nos ayuda a minimizar las debilidades y fortalecer el lado positivo, para levantarnos como dicen con “el pie derecho” siendo agradecidos por todo lo que Dios nos ha permitido lograr, en lugar de quejarnos por las cosas que no hemos podido lograr, sin el menoscabo de plantearle a Dios en oración nuestros requerimientos poniendo en sus manos nuestros temores e ilusiones.

En este sentido, es menester acotar que es muy saludable iniciar el día  con pensamientos positivos, los cuales activan  la buena vibra aun en medio de las dificultades, atrayendo las energías positivas que coadyuvan a la paz espiritual o paz interior, por cuanto la energía es el motor que nos mueve, la cual fluye en nuestro interior y se contagia, entendiendo que cuando clamamos a Dios con mente positiva confiando en que el obrara y dará favorable despacho a nuestras peticiones  derramando  sobre nosotros y sobre nuestra familia, sus bendiciones, su amor y bondad.

La Biblia tiene muchas referencias sobre la oración de la mañana, nuestro Señor Jesucristo, un modelo digno a imitar, lo hacía, el Evangelista San Marcos en el Capítulo 1 versículo 35 refiere que Jesús oraba en el desierto, muy temprano, antes del amanecer con lo cual establecía comunicación directa con su Padre para que el cada día guiara sus pasos. También el salmista David nos manifiesta que el realizaba la oración matutina por lo cual hemos leído frases tales como: “de mañana oirás mi voz” y reafirmaba su fe diciendo que se presentaría delante de él y esperaría a que Dios obrara en él. Y en otras ocasiones decía: Despierta alma mía y alaba al Señor”

Jesús ora en el desierto

Es relevante señalar que así como el Rey David, asumía con entusiasmo el compromiso de presentarse muy de mañana ante el Supremo creador para alabarlo, glorificarlo y realizar con plena confianza todas sus peticiones, también el Rey salomón, en el Libro de los Proverbios nos insta  a encomendarnos a Dios en las tempranas horas del día para que veamos el Poder de Dios a través de la oración, de este modo, expresa: “me hayan los que tempano me buscan” Prov. 8: 17., por otra parte también nos exhorta en Prov. 6: 6-11; a no dejarnos llevar por el afán de cada día y a deslindarnos del sueño y la flojera  para evitar la necesidad como caminante y la flojera por lo cual  nos debemos a Dios en el sagrado acto de la oración matutina.

Comprometámonos con Dios

Es bueno asumir el compromiso con nuestro Dios omnipotente y buscarlo bien temprano, darle las gracias por el nuevo amanecer, por el nuevo día que ven nuestros ojos, porque estamos rodeado de los seres que amamos, por las fuerzas y el espíritu de vida que nos da y al mismo tiempo ponernos en sus manos para que guíe cada paso, cada decisión y nos oriente en cada tarea según su santa voluntad por cuanto necesario es como decía el Apóstol Pablo, ”orad sin cesar” y a la vez  es un mandato divino, el mismo Cristo nos mando a orar para evitar caer en tentación .

La oración de la mañana, muchas ocasiones es omitida porque nuestra mente prioriza otras cosas, suele pasar que algunas veces nos despertamos tarde pensando que luego lo hacemos y terminamos olvidándolo o lo que es peor, ni cuenta nos damos, pasan los días y nos apartamos de los caminos de Dios, en consecuencia, no  hacemos la oración al despertar o en ningún momento del día mientras todo vaya marchando aparentemente bien, pero  Dios es importante en nuestra vida, tendremos tiempo para comunicarnos con él, de lo contario lo excluimos.

Además de toda la información de la oración de la mañana, quizá te interese:

Oración con poder

El arma más fuerte y potente que tenemos los católicos es la oración, por eso es bueno iniciar el día con una oración en la mañana, que Dios bendiga cada uno de nuestros pasos. Debemos alzar una oración por el trabajo que tenemos, ser agradecidos, o si ese día iremos a una entrevista, para conseguirlo. Todo lo que con fe se hace, Dios lo escuchará. Además, podemos alzar una plegaria a la magnífica, la madre de Dios, quien cuida que no vayamos entre penumbras, y nunca suelta nuestra mano.

A veces podemos levantarnos y tener más o menos ánimos, el poder nos lo dará la oración, podemos orar el credo para recordar porqué Dios es nuestro padre y todo lo que él ha hecho por sus hijos, y que aunque aveces le fallemos, él jamás nos deja caer. Podemos reforzar nuestras peticiones haciendo oraciones al espíritu santo, cada momento con más fervor y más cerca de la palabra de nuestro padre celestial.

En el amor de Dios

Dicen que en el amor todo se vale, por eso a veces desde que nos levantamos hacemos una oración en la mañana para que Dios cuide a ese ser amado. El problema es cuando esa persona no corresponde nuestro amor. Es ahí cuando algunas personas realizan diferentes hechizos de amor, como los que vemos en el siguiente enlace hechizosamor.info. Pero la verdad es que aunque dichos hechizos no son malos, la oración es lo que siempre reconfortará.

Cuando una persona se encuentra mal de salud, el amor de Dios va a recurrir en su ayuda, por eso hagamos oración para un enfermo, esto va a agilizar la petición y Dios el médico de médicos nos va a sanar. También podemos acudir a las oraciones a Santa marta, la madre cuidadora. La que escuchará con amor y mucha atención para interceder por nosotros.

Quizá te interese:

  • Nunca podemos salir de casa sin hacer la bendecida oración para la protección de todo el día, puedes encontrarla aquí: oraciondeproteccion.net.
  • Cuando sentimos que no podemos más y nos agobian los problemas, necesitamos serenidad en nuestra vida, nunca olvidemos hacer su oración, para sentir paz y tranquilidad.
  • Si necesitamos que Dios sane a un familiar o a nosotros mismo, con fe y esperanza debemos hacer la oración para sanar enfermos, esto ayudará a que él nos toque con su mano divina.
  • Hacer amarres de amor para atraer al ser amado está bien si esto no tiene nada que ver con peticiones oscuras, y tienes que ver solo con amor puro.

Imágenes de la oración de la mañana

oracion-de-manana la-oracion-de-la-manana oracion-de-la-manana-ninos orar-en-la-manana